Filtro de ducha anti-cloro

Filtro de ducha anti-cloro

72.00

Fácil instalación (conexión 1/2") en sólo unos minutos y muy recomendable para personas con la piel seca o sensible. 

Utilizando un nuevo y mejorado sistema de filtración, el filtro de ducha Berkey es efectivo en la reducción de cloro, sulfuro de hidrógeno y óxido de hierro (óxido de agua). Además, el filtro de ducha conlleva beneficios cosméticos, reduciendo los síntomas de la exposición al cloro como la piel seca, la formación de escamas en la piel y los ojos rojos e irritados. El filtro de ducha Berkey funciona tanto con agua fría como en agua caliente hasta una temperatura máxima de 49 grados celsius.

Dado que la cloración es una práctica de salud pública necesaria para la desinfección del agua de consumo, la mayoria somos conscientes del beneficio que nos puede proporcionar beber agua filtrada para la salud. Sin embargo, es sorprendente que alrededor del 50% de la exposición diaria al cloro se da en la ducha. El otro 50% proviene de beber agua potable del grifo. Por lo tanto, para reducir la exposición al cloro, la filtración del agua de la ducha es igual de importante como filtrar el agua potable del grifo. En la ducha, a medida que aumenta la temperatura del agua, el cloro se evapora y puede ser inhalado. En menor grado también se produce la absorción dérmica (a través de la piel) del cloro. 

Usando una mezcla patentada de calcio de alta pureza, de cobre y de zinc, el filtro de ducha Berkey convierte el cloro en inofensivo mediante una reacción química: cuando el cloro entra en contacto con el filtro, se transforma en un cloruro benigno soluble en agua de mayor tamaño, demasiado grande para evaporarse o para ser absorbido por la piel.

Una unidad del Berkey filtro de ducha dura aproximádamente unos 75.000 litros, hasta un periodo máximo de un año.

¿Dudas? Déjanos un mensaje en el chat. Estamos aquí para ayudarte. 

Quantity:
Comprar