¡Yo no soy tonto! Uso un filtro de ducha

Muchas personas filtran su agua potable antes de beberlo, pero no están demasiado preocupadas por la calidad del agua en la ducha. Curioso, ya que los contaminantes en el agua en la que nos duchamos puede entrar fácilmente en nuestros cuerpos a través de inhalación y los poros de nuestra piel, mientras disfrutamos de una ducha o un baño. Alrededor de 50% de la exposición diaria al cloro está en la ducha.

El cloro, un químico tóxico que se añade rutinariamente al agua potable durante el proceso de tratamiento, se evapora mucho más rápido que el agua, y por lo tanto está presente de forma más concentrada en el vapor de la ducha que en el agua que bebes. Mientras disfrutas de tu ducha, inhalas el vapor tóxico y los contaminantes entran en tus pulmones, donde pasan a la sangre y circulan por todo el cuerpo. Por otra parte, el agua caliente y el vapor en la ducha abren los poros de nuestra piel y así también permite que los contaminantes entran en nuestro cuerpo.

El cloro puede ser particularmente malo para nuestra salud: irrita los ojos, la nariz y la garganta, y se sabe que puede causar problemas respiratorios, como bronquitis y asma. El cloro daña también el pelo y la piel, y puede causar problemas en personas con una piel sensible. Para evitar daños en el cabello, la piel, el tracto respiratorio y otros órganos vitales del cuerpo es prudente filtrar el cloro del agua potable, también en la ducha.

Mención especialel asma es una enfermedad respiratoria crónica que afecta a millones de personas, incluyendo niños pequeños. Hay diversos estimulantes ambientales que pueden causar alergias y provocar un ataque de asma, incluyendo el polvo, el moho, pelo de animales, polen, humo de cigarrillos, productos químicos y otros contaminantes del aire. La enfermedad se puede controlar con medicamentos para reducir la frecuencia y severidad de los ataques. Cuando el cloro en el agua de la ducha se vaporiza, se convierte en gas cloroformo, un potente irritante que hace que los conductos de aire se contraigan. Esto puede causar problemas respiratorios, como el asma. Para personas con asma, un filtro de ducha les podría ayudar a controlar esta enfermedad.

 El filtro de ducha de Berkey

Utilizando un nuevo y mejorado sistema de filtración, el Berkey filtro de ducha es efectivo en la reducción de cloro, sulfuro de hidrógeno y óxido de hierro (óxido de agua). Además, el filtro de ducha genera beneficios cosméticos, reduciendo los síntomas de la exposición al cloro como la piel seca, la formación de escamas en la piel y los ojos rojos e irritados.

 Para reducir la exposición al cloro, la filtración del agua de la ducha es igual de importante como filtrar el agua potable del grifo. Usando una mezcla patentada de calcio de alta pureza, de cobre y de zinc, el Berkey filtro de ducha hace el cloro inofensivo. Puedes leer más sobre este filtro de ducha en nuestra página web: http://www.berkeyagua.es/berkey-agua-tienda/berkey-filtro-de-ducha. 

Feliz día! El equipo de Berkey Agua España