Eres lo que comes (y bebes…)

Un manifiesto para usar agua sano y saludable también en la preparación de tu comida


En el suministro de nuestro agua público se aplican diversas medidas para que el agua llegue como agua potable a nuestros hogares. Esto incluye procesos de filtración y tratamientos químicos para así eliminar contaminantes. Sin embargo, algunos contaminantes sobreviven a este proceso y, además, los aditivos químicos pueden añadir nuevos contaminantes al agua, posiblemente perjudiciales para nuestra salud. ¿Qué hacer?

Tomar el control sobre la calidad de tu agua en manos propias

Con un buen filtro de agua se puede solucionar gran parte del problema. Hay varios tipos de filtros de agua disponibles en el mercado, lo cual puede ser confuso. Se recomienda usar un filtro de agua de buena calidad, capaz de eliminar una amplia gama de toxinas potenciales (cloro, bacterias, parásitos, productos farmacéuticos, etc.) en una variedad de situaciones (por ejemplo para el uso diario en casa, durante tus vacaciones, y en situaciones de emergencia ), y que tiene una capacidad adecuada para satisfacer las necesidades diarias de tu familia. Nosotros (por supuesto) recomendamos que eches un vistazo a los Filtros de agua Berkey (http://www.berkeyagua.es).  

Especial atención para los niños

Los niños tienen sistemas inmunológicos más débiles en comparación con los adultos, ya que todavía se están desarrollando. Esto los hace más vulnerables a los contaminantes comunes en el agua que pueden suponer riesgos para la salud. Esto puede incluir un mayor riesgo de cáncer, problemas de aprendizaje y trastornos gastrointestinales. Beber agua con altos niveles de plomo afecta negativamente el desarrollo del cerebro en los niños, mientras que los nitratos presentes en el agua sin filtrar pueden representar un riesgo grave para la salud al limitar la absorción de oxígeno que puede causar el síndrome del bebé azul. Mantén tus hijos a salvo a través de una filtración adecuada de toda el agua que se utiliza para beber, cocinar, preparar alimentos o para mezclar la fórmula para bebés.

El uso de agua filtrada para preparar y cocinar comidas

Dado que el agua también se utiliza en la preparación de los alimentos, es importante la utilización de agua no contaminada para cocinar o lavar frutas y verduras. Sin un suministro limpio y seguro de agua para preparar la comida, hay una buena probabilidad que alimentos buenos y saludables puedan contaminarse mientras se prepara la comida.

Hervir el agua mata a la mayoría de las bacterias, pero no todas. Algunas bacterias presentes en el agua pueden soportar temperaturas extremas y pueden sobrevivir a contaminar los alimentos cocidos en el agua, sobre todo cuando no se hierve durante mucho tiempo. Otros contaminantes del agua, tales como metales pesados, productos químicos industriales, y otros productos químicos tóxicos, no pueden eliminarse por ebullición. Esto debe tenerse en cuenta especialmente para comidas que se componen principalmente de agua, por ejemplo sopa. Algunos platos absorben el agua mientras se cocinan, por ejemplo pasta y arroz, y absorben los contaminantes presentes en el agua también. Con el uso de un (buen) filtro de agua en la cocina te asegurarás que estás proporcionando a tu familia la comida más saludable posible. 

Ten en cuenta que uno no es solo lo que come, también es lo que bebe.

¡Feliz día!

El equipo de Berkey Agua España (info@berkeyagua.es)